Cumplió su promesa. Carles Puigdemont anunciaba hace unos días: “no voy a tardar 20 años en pisar suelo español”. Lo que nadie esperaba es que cumpliera su promesa tan solo un día después.

Según informan a Tabarnia Today fuentes de toda credibilidad, Carles Puigdemont se encontraba infiltrado entre los más de 600 inmigrantes que saltaron la valla de Ceuta el pasado día 26. Se cree que el CNI le perdió la pista en Waterloo, debido a que “Valtonic puso la música muy alta, y las luces a tope, y los pinganillos no se oían bien y no veíamos nada por los prismáticos”. Desde allí pudo haber viajado en el maletero del coche de Beatriz Talegón hasta Kosovo, donde embarcó hacia Tánger.

Los servicios de inteligencia trabajan con la hipótesis de que Puigdemont fue el organizador del salto masivo de la valla, prometiendo a los subsaharianos “asilo en la República de Cataluña”, ya que varios de los inmigrantes detenidos repetían una y otra vez “¿dónde está el del pelo fregona?”. Nada se sabe del ex presidente catalán, ya que, salvo un par de imágenes captadas por las cámaras de seguridad, nadie más volvió a ver a Puigdemont, que aprovechó la confusión y el tumulto. “Corría como una liebre”, afirman visiblemente enfadados algunos de los inmigrantes, que se sienten “estafados”.

El juez Llarena valora ahora si activar nuevamente la orden de detención, si envía una nueva a la Interpol, o si lo “manda a tomar por culo y que venga cuando le salga de los cojones”, según el magistrado.

COMPARTIR ->

.

En Tabarnia también utilizamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación y con fines estadísticos. Si continúas navegando por esta página entendemos que aceptas la política de uso de las mismas. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar