«Una sorpresa molt agradable». Así expresa Mariola Citos lo que sintió cuando vio por primera vez a su hijo recién nacido, de un «bonito color amarillo lazo». Su padre, Joaquín Depe, se muestra también «molt emocionat» ante la amarilla sorpresa.

Mariola y Joaquín se conocieron en Jaén, en una empresa de desatranques. En el puesto de trabajo surgió el amor y posteriormente se casaron «en aquella tierra de vagos», según palabras de Joaquín. «No nos terminabamos de adaptar a eso de dormir la siesta y estar siempre en el bar», afirma Mariola, «por lo que decidimos venir a Cataluña, y, como le pasó al perro de Gallifantes, enseguida empezamos a hablar catalán, y ya casi ni sabemos hablar castellano».

Joaquín asegura que una vez instalados en Cataluña, «nos empezó a subir como una especie de calor independentista desde los pies hasta la cabeza», y poco después «y casi sin darnos cuenta» tenían lazos amarillos colgados por todas partes. «Me até un lazo amarillo en los testículos el dia que engendramos al bebé», confiesa Joaquín, «y yo creo que es debido a eso que ha nacido indepe». Le llamaremos Oriol, y esperamos poder llevarlo en procesión hasta la prisión para que Junqueras nos lo bendiga.

El hospital, por su parte, ha emitido un comunicado en el que afirma que «todos los marcadores y constantes vitales son correctas», y aseguran que aunque el bebé es «más amarillo que un buzón de correos», se ecuentra en perfecto estado de salud.

COMPARTIR ->

.

En Tabarnia también utilizamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación y con fines estadísticos. Si continúas navegando por esta página entendemos que aceptas la política de uso de las mismas. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar