Horas después de conocerse que apuntarse al ‘Consell per la Republica’ tendrá una cuota de 10 euros, miles de independentistas se han encerrado en sus casas, y llevan desde entonces sin querer salir. Consientes de ello, Puigdemont y Torra han decidido poner en marcha la organización Testigos de Puigdemont, que irá casa por casa dando la matraca para que los independentistas se abonen al nuevo Consell.

“Somos conscientes de que se requiere un esfuerzo”, ha anunciado Puigdemont, “pero hacer República no es barato”, declara. “El Palau del Consell tiene unos gastos enormes”, afirma, en referencia a su casa de Waterloo, “y queremos que todos los independentistas se sientan partícipes de esta nueva invención”, concluye guiñando un ojo.

Por su parte, Quim Torra ha anunciado que se pone “desde ya” a recorrer “la República” para conseguir fondos para la causa. “Muchos independentistas han desaparecido desde el anuncio de la cuota”, declara Torra. “Algunos ni tuitean”, se lamenta, “pero no vamos a ceder en nuestro empeño de trincar, por lo que los Testigos de Puigdemont estaremos ahí cuando menos se lo espere la gente”, amenaza, y hace un llamamiento: “Antes de encerrarte en tu casa y no abrirme, piensa en la pasta que vale mantener a Ana Gabriel”, concluye.

COMPARTIR ->

.

En Tabarnia también utilizamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación y con fines estadísticos. Si continúas navegando por esta página entendemos que aceptas la política de uso de las mismas. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar