Según ha podido conocer Tabarnia Today de fuentes penitenciarias, el ex vicepresidente del gobierno de Cataluña, Oriol Junqueras, ha consultado formalmente a la dirección de la prisión de Lledoners si sería posible que le enviasen “lo que no se coma Turull”, a raíz de la huelga de hambre que, junto a otros independentistas presos, ha iniciado el político.

En su escrito, Junqueras remarca que se trata de un asunto “nutricional”, ya que, asegura, “la ingesta de calorías en la cárcel está muy por debajo de lo que un vicepresident necesita”, Además, añade que la petición evitaría “desperdiciar” los alimentos no consumidos, contribuyendo a “un consumo responsable”, necesario “en estas señaladas fechas”.

Junqueras, que lleva meses en prisión preventiva, afirma que lo ha consultado con Jordi Turull, y que la respuesta de este ha sido afirmativa. “Comerme su comida es una manera de demostrar mi compromiso con la República”, declara Junqueras. “El sobreesfuerzo de comerme dos menús será un sacrificio que el poble sabrá valorar”, concluye.

COMPARTIR ->

.

En Tabarnia también utilizamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación y con fines estadísticos. Si continúas navegando por esta página entendemos que aceptas la política de uso de las mismas. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar