«Un drama». Así califican los familiares de Gonzalo Cutor la «tragedia» que está viviendo desde que hace dos meses «un tal Gonzalo Boye» le «recomedase» acudir con él a «una especie de zulo». Desde ese momento, según la versión de los familiares, «le obligan cada tarde a dar una expecie de rezos indepes de cosas amarillas».

Gonzalo Cutor era, hasta hace poco, un ciudadano común, «un poco españolista, pero no mucho», y pasaba sus tardes en el bar de la Plaza Mayor de Vic. Una de esas apacibles tardes, «un tal Boye» se acercó a él «de forma sigilosa», y le dijo al oído «¿te gusta el chorizo Revilla?». «Un escalofrío» recorrió la espalda de Cutor, cuya familia asegura que «fue obligado» a entrar «en una especie de zulo». «Allí le dieron un papel y le obligan cada día a retransmitir el texto».

Tabarnia Today ha intentado sin éxito recabar la versión del Ayuntamiento de Vic. Fuentes municipales aseguran que «sois fachas», y niegan conocimiento de la versión de los familiares. Aseguran que los mensajes se emiten «desde una cinta. De lomo. Revilla».

COMPARTIR ->

.

En Tabarnia también utilizamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación y con fines estadísticos. Si continúas navegando por esta página entendemos que aceptas la política de uso de las mismas. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar