“A ver si así nos vamos organizando mejor”. Son las palabras del juez Pablo Llarena, que dentro del “nuevo ambiente de cordialidad” entre las instituciones de España y Cataluña, ha decidido instalar un dispensador de “su turno” junto al acceso a la sede de la Generalitat de Cataluña “para ir agilizando las citas”.

Llarena afirma que ha tomado la decisión ante la investidura de Torra y la próxima formación del nuevo Govern. El juez afirma que “como todos van a tener que ser citados en el Tribunal Supremo, es preferible que vayan cogiendo turno de forma ordenada”. Según fuentes del Consejo General del Poder Judicial, en la Sala Segunda del Supremo se colocará un display, en el que cada día aparecerá un número. “Al que le toque, deberá comparecer al día siguiente”, indican fuentes judiciales, que añaden que así no habrá prisas ni tentativa de colarse “para ir anticipando la fuga”.

Por su parte, Roger Torrent, Presidente del Parlamento catalán, ya ha mostrado su disgusto con el nuevo sistema. “He ido a ver cómo funcionaba y casi sin darme cuenta me ha tocado el 1”, afirma disgustado. “Esto es un sinvivir”, concluye.

 

COMPARTIR ->

.

En Tabarnia también utilizamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación y con fines estadísticos. Si continúas navegando por esta página entendemos que aceptas la política de uso de las mismas. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar